La mujer y su poder oculto

November 6, 2018

En esta Verdad me centraré en describir a un grupo maravilloso formado por Espíritus que Experimentan la Energía Femenina en el Universo desde hace milenios, parte de ese grupo fueron las iniciadoras de las que ahora son llamadas Wicas. Hace cientos de años encarnó un grupo de mujeres en distintas regiones en el norte de Europa, decidieron venir pues el sometimiento obscuro era enorme, estaba habiendo un desbalance entre la energía masculina y la femenina, es decir, los dirigentes religiosos y políticos sometían a mujeres y niños sin importarles las consecuencias, la estabilidad energética se estaba desmoronando de una forma impensable, fue justo en ese desbalance energético que el Ser Superior de Gaia pidió ayuda para que, se hizo una convocatoria en esta galaxia y ese hermoso grupo de espíritus decidieron a venir a ayudar. El objetivo de este grupo era venir a trabajar literalmente con la energía de Gaia, es decir, vinieron a sembrar y cultivar para obtener frutos que traían impregnado el Amor de cada uno de estos espíritus y el Amor de Gaia, el resultado era alimento de un alto valor nutrimental inimaginable y por supuesto con un nivel vibracional y energético enorme, las miles de personas que consumían esos frutos o alimentos llenos de Amor elevaban su frecuencia en cuestión de días, lo cual provocaba que no pelearan, que no comieran carne, que respetaran cada uno de los seres con vida sin importar que fueran pequeñitos como una hormiga o tan grandes como un oso, también hacían que se alejarán de las religiones, pues era tanto el Amor que digería cada una de sus células que incluso dejaron de tomar en cuenta a la propia iglesia. Por supuesto que esto no le convenía a los dirigentes obscuros y llevaron a cabo un macabro plan, comenzó una de las cacerías más grandes que haya sucedió, una cacería que duró siglos, desde el año 600 después de Cristo hasta el final de la conocida inquisición. En realidad aún sigue esta matanza, sólo que ahora ya no le llamamos inquisición. La iglesia tenía que parar de alguna forma la energía de estos espíritus, la forma en que lo fueron haciendo era levantándoles cargos falsos, como por ejemplo tener contacto y hacer ritos con lucifer o satanás, se les empezó a llamar brujas y se les castigaba de mil formas, desde torturas como sacarles los ojos, cortarles la legua, meterlas vivas en calderos llenos de agua hirviendo, hasta quemarlas vivas en público, pues ese tipo de actos delante de las personas ayudaba a influenciar con miedo a las demás mujeres y era una advertencia para ellas. Este grupo de mujeres en realidad nunca tuvo un nombre como tal, ellas fueron las que iniciaron con el paganismo, que obviamente el nombre como tal se le puso después, pues ellas decían que no tenían religión, no pertenecían a ninguna tribu, no tenían creencias sino sentimientos y que su único guía era su Corazón pues dentro de él estaban todo El Universo y ellas eran parte de Gaia y Gaia parte de ellas. Tenían muy claro que eran una misma con Gaia y el Universo. Su ideología se basaba en trabajar de la mano con los 5 elementos: Tierra, Agua, Viento, Fuego y Akasha, de ahí viene la estrella de cinco puntas. Conforme pasó el tiempo fueron cazadas y exterminadas, muchas comenzaron a dividirse y a seguir trabajando de una forma secreta, pues de lo contrario podrían ser acusadas de brujas negras y el precio ya sabemos cuál era. Muchas de esas Hermosas Guerreras que fueron quemadas en la hoguera decidían regresar a encarnar, otras no, pues era muy fuerte estar encarnada. Con el paso del tiempo se fueron heredando de generación en generación su enseñanza y su Amor hacia la Vida, pero hubo un grupo que decidieron trabajar para el lado obscuro y comenzaron a cazar y entregar a las mujeres más sabias y poderosas a la iglesia, fue ahí cuando comenzó la “santa inquisición”. Esta época es conocida hasta nuestros días debido a la cantidad de mujeres que fueron asesinadas y quemadas en público, curiosamente se cazaban más a las mujeres con mayor conocimiento y las que respetaban más y protegían al Planeta, es decir, cazaban a las Guerreras más adelantadas, pues el campo electromagnético que ellas tenían era enorme y podían afectar positivamente a las personas que estuvieran a su alrededor. Había mujeres con un campo electromagnético o áurico tan grande que podía llegar a medir 666 metros de diámetro, de ahí viene el famoso número conocido como el “Número de la Bestia”. Los dirigentes obscuros sabían que el aura de estas mujeres era de esa circunferencia, es por eso que se ha tratado de “satanizar” ese número, que en realidad es un grado de Amor manifestado en el Planeta de un alto nivel, el llegar a tener el aura con una circunferencia de 666 metros son palabras mayores, pertenecen a Grandes Guerreras y Guerreros con una experiencia cósmica enorme. De hecho a las Guerreras que eran tachadas como brujas negras se les ponía en la frente el numero 666 y se les daba el titulo de hijas de la bestia. Para que te des una idea de qué tipo de mujeres son a las que me refiero te puedo poner el ejemplo de Juana de Arco, María Magdalena o Cleopatra.

 

Please reload

Our Recent Posts

EN LA RADIO (W) CON MARIANA BRAUN

November 11, 2018

CO-CREACION CON EL UNIVERSO

November 6, 2018

La mujer y su poder oculto

November 6, 2018

1/1
Please reload

Tags

Please reload

©2018 BY YOSOYLOS5ELEMENTOS.COM. PROUDLY CREATED WITH WIX.COM